Vacunas contra el COVID-19

Hay tres plataformas principales que están utilizando los fabricantes de vacunas para desarrollar vacunas contra el COVID-19. Un tema central es que todas las vacunas candidatas se están centrando en desarrollar inmunidad a la "proteína S", un componente del virus del COVID-19 que es fundamental para permitir que se una a los receptores dentro de nuestro cuerpo e infecte nuestras células. Al desarrollar vacunas que promuevan una respuesta inmunitaria en nuestro cuerpo contra esta proteína específica, los datos de ensayos clínicos disponibles han mostrado resultados alentadores en la prevención de una enfermedad y/o transmisión significativas. Otra diferencia entre las candidatas es que tienen distintos requisitos de conservación, que podrían variar desde una simple refrigeración hasta lo más lo bajo del punto de congelación.

Es probable que varias vacunas candidatas se presenten para su aprobación utilizando la solicitud de autorización para uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) de la FDA. Esta vía se creó originalmente después del 11 de septiembre para asegurar que hubiera tratamientos para salvar vidas disponibles más pronto para los pacientes vulnerables.

Inicialmente, los hospitales proporcionarán la vacuna contra el COVID-19 al personal del cuidado de la salud. A medida que el gobierno federal distribuya más vacunas, habrá disponibles varios miles de proveedores de vacunas, includos, entre otros, los consultorios médicos, farmacias minoristas, hospitales y Servicios en Centros de salud federalmente calificados (FQHC, por sus siglas en inglés).

Algunas de las vacunas más comunes como las vacunas antigripales están cubiertas por tu plan de medicamentos recetados. Consulta al patrocinador del plan sobre la cobertura específica y el copago.

Si están cubiertas las vacunas antigripales, tú y todos los demás miembros cubiertos por tu plan pueden ir a una farmacia participante local para recibir la vacuna antigripal. Toma en cuenta que cada estado tiene reglas específicas sobre las restricciones de edad, qué vacunas puede administrar un farmacéutico certificado y si se requiere una receta.

Hay datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que muestran que en la temporada de gripe 2018-2019, solo el 45% de los adultos aproximadamente recibieron la vacuna antigripal. Este año, más que nunca, invitamos a la mayor cantidad posible de estadounidenses a que se vacunen contra la gripe, incluso a aquellos que no se han vacunado antes, para ayudar a combatir el COVID-19. Es particularmente importante que las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con condiciones de salud crónicas reciban la vacuna antigripal no solo este año, sino todos los años.

Las prioridades se describirán en documentos de planificación estatal, pero esperamos que se dé prioridad a los más vulnerables, como los residentes de hogares para adultos mayores, además de los trabajadores del cuidado de la salud de primera línea. Puedes consultar periódicamente el sitio del Departamento de Salud de tu estado para ver actualizaciones sobre quién es elegible para recibir la vacuna. Los CDC ofrecen un enlace a los Departamentos de Salud estatales acreditados aquí.

Sigue estos pasos para vacunarte en tu farmacia local:

Antes de que vayas a la farmacia...

  • Consulta al patrocinador del plan sobre información de la cobertura de la vacuna y el copago, si corresponde. Ten presente que para las vacunas contra el COVID-19 el costo puede estar cubierto sin cargo (cuando se utiliza una farmacia minorista participante). Consulta al patrocinador del plan si necesitas información adicional sobre la cobertura.
  • Asegúrate de que la farmacia que utilices forme parte de tu red de farmacias participantes de Express Scripts. Si no estás seguro, ingresa a express-scripts.com y haz clic en "Find a Pharmacy" en el menú "Prescriptions" para averiguar. También puedes utilizar la aplicación móvil de Express Scripts® en tu dispositivo digital para localizar una farmacia participante. Ten presente que en el caso de las vacunas contra el COVID-19, la mayoría de las farmacias deberían poder administrarlas cuando estén ampliamente disponibles. Llama a tu farmacia antes de ir para estar seguro de que la farmacia pueda administrar las vacunas contra el COVID-19, que tenga vacunas disponibles para su administración y para programar una cita si la farmacia lo requiere.
  • Llama a la farmacia para verificar su programa de vacunación actual, la disponibilidad de la vacuna y si hay restricciones de edad. Toma en cuenta que cada estado tiene reglas específicas sobre las restricciones de edad, qué vacunas puede administrar un farmacéutico certificado y si se requiere una receta. Además, la disponibilidad de la vacuna contra el COVID-19 puede variar debido a restricciones en el suministro y el almacenamiento, la disponibilidad de personal y/u otros factores.

Cuando llegues a la farmacia...

  • Asegúrate de presentar tu tarjeta de ID para recetas al momento que te atiendan.
  • Asegúrate de recibir la vacuna del farmacéutico en la farmacia, no en la clínica dentro de la farmacia.

En este momento la respuesta no está clara. Los virus pueden mutar con el tiempo y todavía no comprendemos totalmente por cuánto tiempo las vacunas pueden brindar protección contra la infección por COVID-19. Este es un tema que seguirá siendo estudiado por la comunidad médica y científica.

Algunas de las vacunas más comunes como las vacunas antigripales están cubiertas por tu plan de medicamentos recetados. Consulta al patrocinador del plan sobre la cobertura específica y el copago.

Si están cubiertas las vacunas antigripales, tú y todos los demás miembros cubiertos por tu plan pueden ir a una farmacia participante local para recibir la vacuna antigripal. Toma en cuenta que cada estado tiene reglas específicas sobre las restricciones de edad, qué vacunas puede administrar un farmacéutico certificado y si se requiere una receta.

Hay datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que muestran que en la temporada de gripe 2018-2019, solo el 45% de los adultos aproximadamente recibieron la vacuna antigripal. Este año, más que nunca, invitamos a la mayor cantidad posible de estadounidenses a que se vacunen contra la gripe, incluso a aquellos que no se han vacunado antes, para ayudar a combatir el COVID-19. Es particularmente importante que las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con condiciones de salud crónicas reciban la vacuna antigripal no solo este año, sino todos los años.

Si ya recibiste la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, puedes inscribirte para el verificador de estado de salud para después de la vacunación v-safeSM de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Puedes reportar efectos secundarios fácilmente a través de tu smartphone e incluso recibir recordatorios si necesitas una segunda dosis de la vacuna. Recuerda que recibir la vacuna no reemplaza el hecho de tomar las precauciones necesarias, como usar mascarilla, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social. Para ver una lista completa de los requisitos de seguridad para el COVID-19, visita la página de información sobre las vacunas de los CDC.

Las inmunizaciones, comúnmente llamadas vacunas, ayudan a protegerte a ti, a tus familiares y amigos y a la comunidad del contagio y la propagación de enfermedades que las vacunas pueden prevenir como la gripe estacional, la tos ferina, el sarampión, el herpes zóster, la neumonía y el COVID-19. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), nos vacunamos no solo para protegernos a nosotros mismos y a nuestros hijos de enfermedades estacionales como la gripe, nos vacunamos para proteger nuestro futuro, porque las vacunas son una de las mejores maneras de ponerle fin a los efectos secundarios graves de ciertas enfermedades. Además, las vacunas contra el COVID-19 son una de muchas herramientas importantes para ayudarnos a controlar esta pandemia.

Obtén más información sobre lo que los CDC tienen para decir sobre la importancia de las vacunas en www.cdc.gov/vaccines/vac-gen/vaxwithme.html.

Los CDC y la FDA están analizando los datos relacionados con seis casos de personas que tuvieron un tipo inusual y grave de coágulo sanguíneo tras recibir la vacuna de J&J en los EE. UU. Estos casos declarados se dieron en mujeres de entre 18 y 48 años y los síntomas aparecieron entre los 6 y los 13 días posteriores a la vacunación.

Estos episodios de coágulos sanguíneos parecen ser muy inusuales. Casi siete millones de pacientes recibieron la vacuna de J&J y no se registró ningún otro signo de este tipo de coágulo sanguíneo. Como medida de precaución adicional, los CDC y la FDA recomendaron pausar el uso de esta vacuna hasta que finalicen las investigaciones complementarias.

Todos los miembros cubiertos por tu plan de medicamentos recetados son elegibles para recibir las vacunas cubiertas por el plan en una farmacia participante Toma en cuenta que cada estado tiene reglas específicas sobre las restricciones de edad, qué vacunas puede administrar un farmacéutico certificado y si se requiere una receta. Consulta a la farmacia de tu red local si necesitas más aclaraciones.

Ten en cuenta que estos coágulos sanguíneos parecen ser extremadamente inusuales. Casi siete millones de pacientes recibieron la vacuna de J&J y no se registró ningún otro signo de este tipo de coágulo sanguíneo. Si recibiste la vacuna de J&J y tienes dolores de cabeza intensos, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, comunícate con tu proveedor de cuidado de la salud.

Las vacunas contra el COVID-19 están cubiertas a través del beneficio de farmacia de la mayoría de los planes. Consulta al patrocinador del plan sobre la cobertura específica y el copago.

Si están cubiertas las vacunas contra el COVID-19, tú y todos los demás miembros cubiertos por tu plan pueden ir a una farmacia participante local para recibir la vacuna contra el COVID-19 cuando esté ampliamente disponible. Toma en cuenta que cada estado tiene reglas específicas sobre las restricciones de edad, qué vacunas puede administrar un farmacéutico certificado y si se requiere una receta. Llama a tu farmacia antes de ir para estar seguro de que la farmacia pueda administrar las vacunas contra el COVID-19, que tenga vacunas disponibles para su administración y para programar una cita si la farmacia lo requiere.

Si recibiste la vacuna en una farmacia minorista, puedes ver fácilmente tu estado actual de vacunación en la aplicación móvil de Express Scripts.

Si recibiste la vacuna en un centro de vacunación masiva y no se presentó ningún reclamo ante Express Scripts, deberás usar tu tarjeta de vacunación impresa. También puedes consultar con el registro de salud local de tu estado si deseas obtener información de verificación.

El 11 de diciembre del 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. emitió la primera autorización para uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19. Se espera que el suministro inicial de la vacuna sea limitado y, por lo tanto, se asigne al personal de cuidado de la salud y al personal y los residentes de los centros de cuidado a largo plazo (LTC, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el suministro de la vacuna aumentará con el tiempo y todos los adultos deberían poder vacunarse en el 2021.

Express Scripts se guía por la FDA y los CDC para determinar si las vacunas contra el COVID-19 son seguras y eficaces. Express Scripts pondrá a disposición de los miembros todas las vacunas contra el COVID-19 aprobadas por la FDA y continuaremos monitoreando las pautas más recientes de las organizaciones de salud pública líderes para salvaguardar la seguridad de los miembros. Para obtener más información, visita el sitio web de los CDC.

Si no encuentras la respuesta a tu pregunta, contáctanos.