Los cambios en el estilo de vida y tu medicamento a largo plazo

An older woman uses a pair of dumbbells to work out at home.

Para muchos de nosotros, el inicio de un nuevo año representa una gran motivación para implementar cambios saludables en nuestro estilo de vida, como mejorar la dieta o empezar una nueva rutina de ejercicios. Si tomas medicamentos para condiciones de salud crónicas, como una enfermedad cardíaca, presión arterial alta, diabetes o depresión, es importante entender la manera en que estos cambios en el estilo de vida pueden afectar a tus medicamentos actuales y viceversa.

Cambio en el estilo de vida: Alimentación saludable

Alimentarte de manera más saludable puede ayudarte a manejar diferentes condiciones crónicas, incluidas las enfermedades cardíacas, el colesterol alto, la presión arterial alta y la diabetes tipo 2. Ahora bien, la nutrición no funciona de la misma manera para todas las personas. El tipo de alimentos que consumes y cuánto consumes pueden afectar la eficacia de tu medicamento para tratar tu condición actual.

La dieta y tus medicamentos

Según MyPlate, una dieta saludable es aquella que incluye un equilibrio entre frutas, vegetales, cereales integrales, carnes magras, pescado, huevos, legumbres y lácteos descremados; asimismo, se deben evitar los alimentos altamente procesados, los alimentos con alto contenido de grasas saturadas o los alimentos con alto contenido de sodio.

Sin embargo, el consumo de algunos de estos alimentos recomendados, como el pomelo (la toronja), los lácteos descremados o los vegetales de hoja verde oscuro, podría interferir con la efectividad de tus medicamentos y provocar que no tengan la misma eficacia, o bien que permanezcan más tiempo en tu cuerpo. Habla con tu farmacéutico para averiguar si alguno de tus medicamentos tiene este tipo de interacciones.

Pérdida de peso y medicamentos

La pérdida de peso a través de una alimentación más saludable o del consumo de menos calorías puede mejorar algunas condiciones, como las enfermedades cardíacas y la diabetes. También podría influir en la dosis de tu medicamento.

“Durante un tratamiento de pérdida de peso, la mayoría de las veces se debe reducir la dosis del medicamento que toma el paciente”, afirmó Christina Wilson-Smith, farmacéutica certificada de Express Scripts® Pharmacy. “Entre los medicamentos más comunes que requieren modificar o interrumpir la dosis se encuentran la insulina o los medicamentos orales para la diabetes, los medicamentos para la presión arterial y los medicamentos para el colesterol”.

Esto es igualmente válido si tan solo pierdes entre 5 y 10 libras. Si estás tomando un medicamento para tratar la diabetes o la hipertensión, es posible que tu médico te pida que controles los niveles de presión arterial y glucosa en tu hogar hasta que se estabilicen, lo que le permitirá determinar tu nueva dosis con precisión.

Antes de realizar cambios en tu dieta, habla con tu médico y farmacéutico para saber cómo esos cambios nutricionales podrían interactuar con tus medicamentos. Nuestros farmacéuticos pueden asesorarte y explicarte cómo incorporar una dieta saludable a tu vida sin que esto tenga un impacto negativo en tu condición de salud actual; incluso pueden comunicarse directamente de tu parte con tu médico para averiguar si es necesario ajustar la dosis de tu medicamento.

Cambio en el estilo de vida: Ejercicio

Moverse más y ejercitarse a diario pueden mejorar la salud del cerebro y el corazón, fortalecer los huesos y los músculos, mejorar la calidad del sueño, reducir la depresión y la ansiedad, y ayudarte a perder peso. Las Physical Activity Guidelines for Americans (Recomendaciones de actividad física para los estadounidenses, en inglés) recomiendan al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada (por ejemplo, caminata rápida, andar en bicicleta, actividad aeróbica acuática, bailar) por semana. No obstante, se deben considerar algunas cosas antes de empezar una nueva rutina de actividad física.

¿Los efectos secundarios de mi medicamento afectarán a mi rutina de ejercicios?

Algunos medicamentos, como los ansiolíticos o los antialérgicos, pueden provocar sudoración excesiva y hacer que el cuerpo aumente de temperatura o se deshidrate con mayor facilidad. Otros medicamentos, como los betabloqueadores, pueden alterar la frecuencia cardíaca máxima y mínima. Ciertos medicamentos pueden influir en la capacidad de resistencia, rendimiento y recuperación al ejercitarse. El tratamiento con insulina, particularmente la aplicación de inyecciones de insulina de acción rápida antes de la actividad física, puede provocar mareos, visión borrosa y debilitamiento, lo que podría aumentar el riesgo de que sufras una caída o un accidente.

Si tienes una condición crónica, habla con tu proveedor de cuidado de la salud o tu farmacéutico sobre tus medicamentos actuales para poder determinar el tipo y la cantidad de actividad física adecuados para ti.

¿Realizar actividad física afectará la eficacia de mis medicamentos?

“La actividad física puede aumentar la absorción de ciertos medicamentos”, dijo Wilson-Smith. “Por ejemplo, durante la actividad física, el flujo sanguíneo aumenta sobre el tejido que se está ejercitando activamente, lo que aumenta la absorción del medicamento. Si un paciente se inyecta insulina en el muslo, la absorción de la insulina aumentará y el nivel de glucosa en sangre del paciente disminuirá a una velocidad más rápida”.

El mayor efecto de tu medicamento dependerá del tipo de ejercicio que hagas, la duración y la intensidad. Wilson-Smith recomienda empezar con calma y hablar con tu proveedor de cuidado de la salud antes de iniciar una nueva rutina de ejercicios.

Cambio en el estilo de vida: Dejar de fumar

Otro de los cambios saludables que normalmente implementan las personas en su estilo de vida es dejar de fumar. Al hacerlo, se reduce el riesgo de sufrir 12 tipos diferentes de cáncer, enfermedades cardíacas y EPOC. Ten en cuenta que los cigarrillos tienen componentes que aumentan el metabolismo de muchos de los medicamentos que se recetan con frecuencia. Para tomar en cuenta el cambio, es posible que tu médico o tu farmacéutico necesiten ajustar la dosis de tu medicamento.

La mejor manera de seguir tomando los medicamentos de forma apropiada mientras implementas cambios saludables en tu estilo de vida es elaborar un plan que te permita alcanzar el éxito. En Express Scripts® Pharmacy, nuestros farmacéuticos están disponibles para ayudarte con cada paso que des. Están disponibles 24/7 para responder tus preguntas y brindarte la información que necesitas para ayudarte no solo a alcanzar tus metas de salud, sino también a mantenerlas.

Fecha de publicación: 21 de enero del 2022