5 mitos comunes sobre los medicamentos genéricos

A man reads a medication label at his kitchen table.

Los medicamentos genéricos permiten que los consumidores ahorren miles de millones de dólares cada año en las farmacias,1 y aun así los consumidores tienen sentimientos encontrados en relación con los genéricos. En una encuesta nacional reciente realizada a los consumidores,2 el 18% de los encuestados dijo que prefiere los medicamentos de marca por sobre los genéricos, y el 40% de los encuestados dijo no confiar en que la calidad de los medicamentos genéricos sea la misma que la de los medicamentos de marca.

A pesar de la oportunidad de obtener ahorros significativos, sigue habiendo confusión con respecto a los medicamentos genéricos en comparación con los de marca. Para aclarar la cuestión, Express Scripts® Pharmacy va a derribar los mitos o conceptos erróneos más comunes en torno a los medicamentos genéricos.

Mito 1: Los medicamentos de marca cuestan más que los genéricos porque son mejores o de mejor calidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. requiere que los medicamentos genéricos sean bioequivalentes a sus contrapartes de marca. Esto significa que los genéricos deben tener los mismos ingredientes activos, beneficios, forma de dosificación (por ej., comprimidos, inyectable), perfil de seguridad, concentración y modo de administración.

Existen dos motivos por los cuales los medicamentos genéricos habitualmente cuestan menos que los de marca, y no tienen nada que ver con la calidad. El primero es que los fabricantes de genéricos no tienen que repetir los ensayos clínicos que hicieron los fabricantes de medicamentos de marca para demostrar que el medicamento es seguro y eficaz. Solo tienen que demostrar su equivalencia química.

El segundo es que la FDA aprueba varias versiones genéricas de los medicamentos, y la competencia en el mercado ayuda a bajar el precio.

Mito 2: Los medicamentos genéricos tienen un aspecto diferente, así que no pueden tener los mismos ingredientes.

Debido a las leyes de marcas comerciales, los medicamentos genéricos no pueden tener el mismo aspecto que los medicamentos de marca. Es por eso que notarás que los genéricos suelen tener diferentes tamaños, formas, colores, sabores o envases. La FDA también permite que los fabricantes de medicamentos genéricos incluyan diferentes ingredientes inactivos en estos medicamentos. Sin embargo, ninguno de estos cambios debería afectar a la manera en que funcionan los medicamentos.

Mito 3: Empecé a tomar un medicamento de marca así que no puedo cambiar por uno genérico.

Los medicamentos genéricos son esencialmente iguales que los medicamentos de marca. Ofrecen los mismos beneficios clínicos y funcionan de la misma manera y, por lo tanto, se pueden tomar indistintamente. Es por eso que los farmacéuticos suelen dispensar medicamentos genéricos, cuando tú o el proveedor prescriptor lo autorizan, aunque hayas surtido un medicamento recetado en su versión de marca en el pasado.

Es importante señalar que la FDA admite una pequeña variación en la rapidez con la cual un medicamento genérico se absorbe en el cuerpo. Para ciertos medicamentos  (especialmente los medicamentos de liberación prolongada como los medicamentos anticonvulsionantes o medicamentos de margen terapéutico estrecho como los medicamentos para la tiroides o los anticoagulantes) , esta pequeña diferencia en la absorción puede generar problemas más grandes. Si tomas alguno de estos medicamentos, comunícate con tu farmacéutico para analizar los riesgos potenciales antes de hacer el cambio y determinar si necesitarás un mayor control de tu médico.

Mito 4: Los medicamentos genéricos tienen más probabilidades de generar efectos secundarios.

La FDA requiere que los medicamentos genéricos tengan los mismos riesgos clínicos que sus contrapartes de marca, así que una versión no debería causar más efectos secundarios que la otra.

Dicho esto, existe una muy pequeña posibilidad de que tengas una reacción a uno de los diluyentes o los colorantes en un medicamento genérico. Comunícate con tu médico o tu farmacéutico si crees que tienes una reacción negativa a tu medicamento genérico. Podrían recomendarte una opción genérica diferente o que utilices la versión de marca.

Mito 5: Los medicamentos genéricos no son seguros.

Los medicamentos genéricos tienen que cumplir con los mismos altos estándares de seguridad que los medicamentos de marca y pasar por el mismo proceso riguroso de aprobación. La FDA realiza inspecciones de rutina de las plantas de fabricación de medicamentos genéricos para confirmar el cumplimiento de las regulaciones de la agencia y monitorea de manera continua los productos genéricos aprobados para asegurarse de que sean seguros y eficaces y que tengan la más alta calidad en cada paso del proceso de la cadena de suministro.

Express Scripts® Pharmacy está aquí para ayudar

Entendemos que podrías tener más preguntas o inquietudes en relación con los medicamentos genéricos. Nuestros farmacéuticos están disponibles 24/7 para ayudar a darte la confianza y también asegurarse de que cualquier medicamento que tomes (ya sea genérico o de marca)  sea adecuado para ti.

Posted date: July 21, 2022


1 U.S. Food and Drug Administration: What Are Generic Drugs? (último acceso mayo del 2022): https://www.fda.gov/drugs/generic-drugs/what-are-generic-drugs.
2 DiRx: Pharmacy Health Literacy: Consumer Survey Snapshot (14 de abril del 2022): dirxhealth.com.

Artículos relacionados