Un farmacéutico, una llamada telefónica que salvó una vida

Headshot of Verne Mounts, a registered pharmacist with Express Scripts® Pharmacy, in his lab coat.

Cuando un paciente estaba a punto de darse por vencido con su salud, Verne Mounts intervino para ayudar

Ayudar a las personas siempre ha sido una prioridad para Verne Mounts. Como exmédico de la Fuerza Aérea de los EE. UU., Mounts ha ayudado a muchos pacientes a lo largo de los años. Pero una experiencia reciente le ha provocado un impacto duradero.

Mounts, que ha estado en Express Scripts® Pharmacy desde 2009, se comunicó con un paciente que estaba demorado en el surtido de sus medicamentos. Quería ayudar al paciente a surtir sus medicamentos recetados, pero lo que es más importante, quería entender qué le impedía obtener los medicamentos que necesitaba.

“Las personas creen tan solo se le presenta una receta a un farmacéutico y el farmacéutico la surte y la entrega”, dijo Mounts. “Pero hacemos mucho más. Somos profesionales del cuidado de la salud. Nos ocupamos de las personas y asumimos una responsabilidad por su bienestar.”

Ver el panorama completo

Durante su llamada telefónica de 30 minutos, Mounts descubrió que el paciente estaba postrado en cama, que no tenía un proveedor de cuidado primario ni un familiar cerca que lo asistiera. También notó que uno de los medicamentos recetados que no había surtido era un antidepresivo.

El paciente fue muy sincero con Mounts y le dijo: “Nadie me ayuda nunca. Quizá me escuchen, pero no hacen nada. Simplemente me quedaré en la cama hasta que muera”.

Fue entonces que Mounts se dio cuenta de cuán extrema era la situación.

Buscar una solución

Se puso a trabajar rápidamente, investigando programas que pudieran ayudar al paciente a recibir el cuidado que necesitaba.

También hizo algunas llamadas telefónicas y luego de superar algunos obstáculos, Mounts llamó al plan de salud del paciente. Descubrió que el paciente era elegible para programación centralizada, un servicio que conecta a pacientes con los recursos de cuidado que necesitan.

Una semana después, se le habían surtido los seis medicamentos recetados y tenía un proveedor de cuidado primario.

“Es tan reconfortante saber que cuando uno hace un esfuerzo adicional, puede generar una enorme diferencia en la vida de alguien”, dijo Mounts. “No renuncié a ayudarlo. Y espero que él haya admitido que tampoco debería hacerlo.”

Fecha de publicación: 19 de noviembre del 2021