Seis maneras sencillas de ahorrar dinero en medicamentos recetados

A man sitting on his couch at home uses his laptop computer to search for savings on his prescriptions.

Estamos seguros de que no conoces todos estos consejos

A todos nos gusta ahorrar dinero. Pero quizás pienses que estás limitado en lo que respecta a los medicamentos recetados que necesitas. ¡Piénsalo de nuevo!

Aquí tienes seis maneras sencillas de ahorrar dinero en tus medicamentos recetados:

1. Inscríbete para la entrega a domicilio

La entrega a domicilio es una manera segura y conveniente de obtener los medicamentos recetados que tomas regularmente. Express Scripts® Pharmacy ofrece entrega a domicilio estándar gratuita en paquetes resistentes a las condiciones climáticas. Hay farmacéuticos especialmente capacitados disponibles 24/7 desde la privacidad de tu hogar. Además, es fácil transferir tus recetas.

2. Opta por un suministro para 90 días

Para los medicamentos de rutina, muchos planes de farmacia ofrecen un suministro para 90 días con un copago más bajo, lo que puede representar ahorros significativos a lo largo del año. Recuerda decirle a tu médico que te haga una receta de un suministro para 90 días.

3. Usa medicamentos genéricos

Los medicamentos genéricos tienen los mismos ingredientes activos que los medicamentos de marca. Muchos planes ofrecen copagos más bajos cuando utilizas un medicamento genérico y algunos incluso podrían cobrarte una penalidad si eliges una versión de marca cuando se dispone de un equivalente genérico. Es recomendable que revises regularmente tus medicamentos con el médico o el farmacéutico y que les preguntes si tu medicamento ahora está disponible en formato genérico.

4. Elige las farmacias preferidas.

Trata de elegir las farmacias de la red preferida de tu plan. La mayoría de las redes son amplias y ofrecen muchas opciones, entre ellas entrega a domicilio y puntos de venta minorista. Como mencionamos antes, la entrega a domicilio es tu mejor opción para los medicamentos de rutina. Para los medicamentos que tomas por única vez o los que necesitas en el mismo día en que se los prescribe, busca una farmacia minorista dentro de la red. Ahorrarás dinero si te aseguras de que tu farmacia esté en la red de tu plan antes de surtir la receta.

5. Consulta nuestros programas de descuentos

Si has perdido la cobertura de medicamentos recetados o tienes dificultades para pagar los medicamentos que necesitas, los programas de descuentos en medicamentos recetados pueden resultarte útiles. Estos programas ofrecen grandes descuentos para miles de medicamentos recetados porque trabajan con los fabricantes de medicamentos de manera directa, lo que ayuda a mantener bajos los costos.

 

6. Usa tu FSA, HSA o HRA

Si tienes una cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) para el cuidado de la salud o una cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés), puedes usar el dinero de esas cuentas para pagar tus medicamentos recetados. Ambos tipos de cuentas te permiten separar dinero antes de impuestos. Luego puedes usar ese dinero libre de impuestos para pagar gastos de cuidado de la salud elegibles, entre ellos medicamentos recetados. Cualquier dinero que desembolses para medicamentos recetados, como los deducibles y los copagos, es reembolsable con dinero de esas cuentas. Con una cuenta de reembolso de salud (HRA, por sus siglas en inglés), tu empleador pone dinero en la cuenta y decide qué gastos son elegibles para reembolso. Es recomendable que consultes con tu empleador para saber si los medicamentos recetados están en la lista.

 

Como puedes ver, existen muchas oportunidades para explorar y maneras de ahorrar dinero con los medicamentos recetados. ¡Felices ahorros!

Fecha de publicación: 20 de agosto del 2021