Qué esperar cuando empiezas a tomar medicamentos para la presión arterial por primera vez

A man checks his blood pressure using a blood pressure cuff.

Si te recetaron recientemente medicamentos para tratar la presión arterial alta (hipertensión), es probable que tengas muchas preguntas. ¿Cómo funciona el medicamento? ¿Por qué lo necesito? ¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿Cuánto tiempo tendré que tomarlo?

Aquí encontrarás información útil acerca de lo que puedes esperar cuando empiezas a tomar medicamentos para la presión arterial por primera vez.

¿Qué es la presión arterial alta y cuándo se necesita un medicamento con receta para tratarla?

Si te diagnosticaron hipertensión, esto significa que la fuerza con la cual la sangre ejerce presión sobre las paredes de las arterias es demasiado alta. Esto puede marcar, endurecer o debilitar los vasos sanguíneos, forzando al corazón a trabajar más y debilitándolo con el tiempo. Si no se la trata, la presión arterial alta aumenta el riesgo de que sufras un derrame cerebral, un ataque cardíaco y una enfermedad cardíaca.

Por lo general, una presión arterial saludable es inferior a 120/80 mm HG. Si tu presión arterial es de entre 120 y 129 sobre 80 o inferior, tienes presión arterial elevada. A menudo, esto se puede controlar con cambios en el estilo de vida, como comer saludablemente y hacer ejercicio.

Sin embargo, si tu presión arterial es de al menos 130 sobre 80 o superior, el médico probablemente te recete un medicamento y te indicará que realices modificaciones en tu estilo de vida.

¿Cómo funcionan los medicamentos para la presión arterial?

Hay varias clases diferentes de medicamentos que funcionan de maneras ligeramente distintas:

  • Los diuréticos ayudan a eliminar el exceso de sodio y agua a través de la orina para reducir la presión arterial.
  • Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA) ayudan a que los vasos sanguíneos se relajen y se ensanchen, y mejoran el flujo sanguíneo para reducir la presión arterial.
  • Los bloqueadores de los canales de calcio ayudan a relajar y abrir los vasos sanguíneos para reducir la presión arterial.
  • Los betabloqueantes ayudan a reducir la frecuencia cardíaca y la carga de trabajo del corazón, lo que a su vez reduce la presión arterial. También ayudan a ensanchar los vasos para mejorar el flujo sanguíneo.
  • Los alfabloqueantes ayudan a abrir y relajar los vasos sanguíneos para reducir la presión arterial.
  • Los dilatadores de los vasos sanguíneos (vasodilatadores) ayudan a ensanchar y relajar los vasos para reducir la presión arterial.

No todos los medicamentos son adecuados para todas las personas. Algunos pueden ser más eficaces que otros, y esto depende de las otras condiciones de salud que tengas y de tu situación personal. En algunos casos, el médico podría recetarte dos o más medicamentos para la presión arterial. Existe evidencia de que dos medicamentos podrían ser mejores para reducir la presión arterial que la dosis máxima de un solo medicamento.

Cuándo tomar los medicamentos para la presión arterial

En general, el médico o farmacéutico te recomendará que tomes el medicamento para la presión arterial por la mañana, pero un estudio publicado por la American Heart Association determinó que la hora del día en que las personas toman el medicamento no afecta su presión arterial promedio en un lapso de 24 horas.1 Comunícate con tu médico o farmacéutico para hablar sobre qué es adecuado para tu rutina diaria.

Comprender los efectos secundarios

No todas las personas experimentan los efectos secundarios de los medicamentos para la presión arterial. Entre los efectos secundarios más comunes se incluyen: cansancio, dolor de cabeza, mareos, calambres en las piernas y malestar estomacal. Por lo general, estos efectos secundarios desaparecen en el transcurso de las primeras semanas de la toma del medicamento.

Siempre es buena idea hablar con tu médico o farmacéutico sobre los potenciales efectos secundarios de los medicamentos para la presión arterial, de modo que sepas lo que puedes esperar. Los efectos secundarios también aparecerán en la etiqueta del medicamento.

Controlar la presión arterial en casa

Cuando empieces a tomar un nuevo medicamento para la presión arterial, es probable que el médico te recomiende que controles y lleves un registro de tu presión arterial varias veces a lo largo del día o la semana. Esto puede ayudarle a tu médico a determinar si el medicamento está funcionando bien y si necesitas una dosis diferente del medicamento.

Puedes hacer esto utilizando alguno de los muchos y tradicionales dispositivos de control de la presión arterial para el hogar. En la actualidad, hay disponibles nuevos medidores de presión arterial “vestibles”, pero se necesitan más estudios para evaluar su precisión.

Los medicamentos para la presión arterial y las interacciones farmacológicas

Antes de empezar a tomar un medicamento para la presión arterial, habla con tu médico o farmacéutico si estás embarazada o amamantando, o si tienes alguna otra condición de salud crónica, como problemas renales o hepáticos.

Dile también a tu médico o farmacéutico qué otros medicamentos estás tomando, tanto recetados como de venta libre, para evitar potenciales interacciones o efectos secundarios perjudiciales. Algunos medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, así como los estimulantes, los inmunosupresores, los descongestivos, los anticonceptivos hormonales y los antidepresivos, pueden aumentar o disminuir la presión arterial.

Además, algunos alimentos pueden interactuar con los medicamentos para la presión arterial. Por ejemplo, la toronja (el pomelo) aumenta los niveles sanguíneos de ciertos bloqueadores de los canales de calcio. La cafeína puede causar el aumento temporal de la presión sanguínea.

Cumplir con el régimen de medicamentos es clave

Una vez que hayas empezado a tomar medicamentos para la presión arterial, es importante que continúes tomándolos tal como te lo indicaron. Algunos pacientes dejan de tomar el medicamento porque “no se sienten enfermos”. Sin embargo, a la presión arterial alta se le conoce como “el asesino silencioso” justamente por este motivo.

Si omites dosis de tu medicamento de manera consistente o dejas de tomarlo abruptamente, podrías experimentar una presión arterial más alta, ansiedad, dolor de pecho, frecuencia cardíaca acelerada e hinchazón en las manos, las piernas o los pies. Lo más importante es que también podría aumentar el riesgo de que sufras un ataque cardiaco o un derrame cerebral.

Si el médico necesita cambiar tu medicamento o cree que el medicamento ya no es necesario, te propondrá una estrategia para reducir lentamente la dosis con el tiempo para evitar potenciales efectos secundarios.

Ayuda para que controles tu presión arterial

En Express Scripts® Pharmacy, tenemos farmacéuticos especializados en condiciones cardiovasculares, lo que incluye el tratamiento y el control de la presión arterial alta. Nuestros farmacéuticos están disponibles 24/7 para analizar todos los detalles de tu nuevo medicamento y para responder cualquier pregunta o inquietud que puedas tener.

Nuestros farmacéuticos también saben cuán importante es que cumplas con la toma de tus medicamentos de mantenimiento. Es por eso que te notificamos cuando llega la fecha de tu reposición o renovación. Incluso podemos comunicarnos, de tu parte, con tu proveedor.

Fecha de publicación: 7 de noviembre del 2022


1 Hipertensión: Randomized Crossover Trial of the Impact of Morning or Evening Dosing of Antihypertensive Agents on 24-Hour Ambulatory Blood Pressure (27 de agosto del 2018): ahajournals.org.

Artículos relacionados